¡Bienvenidos!
pitagoras Tresfonsitas

Francés(XXIX)

Capítulo IX de "Le Rouge et le Noir".

Julián vive una lucha interior entre su timidez y su orgullo: vence este último y el joven logra retener la mano de Madame de Renal en la suya.

Tras su dura pelea consigo mismo, Julián cae rendido en la cama y duerme de un tirón toda la noche. La viva emoción experimentada por ella hace que, por el contrario, pase su noche en vela.

Al día siguiente llega de Verrieres M. de Renal y dirige unas duras palabras a Julián porque no está atendiendo a los niños como debe; este le contesta secamente. Más tarde, el joven Sorel se comporta friamente con las dos mujeres. Los intentos de las dos amigas por agradarle no consiguen el efecto deseado.

En un momento Mme. de Renal cuenta que su marido ha venido para cambiar el relleno de los colchones de toda la casa. Julián se siente perdido porque escondido en su colchón tiene un retrato de Napoleón.

Recordemos el subtítulo de "Le Rouge et le Noir": Chronique de 1830. Estamos en la mitad del periodo monárquico, que irá desde la derrota de Bonaparte en 1815 hasta la Revolución del 48. La lucha principal se da entre los conservadores partidarios de la Restauración borbónica y los liberales partidarios de una Monarquía constitucional. Pero hay una minoría bonapartista, activa aunque muy perseguida.

Por eso Julián Sorel teme incluso por su vida. Le ruega a Mme de Renal que vaya a su cuarto y recupere el retrato que está metido en una pequeña caja. Ella lo hace y se lo devuelve a Julián, que lo destruye.

Tras este acto generoso, movido por el amor, ella sufre al creer que el retrato, que no ha visto, es de la amante de Sorel. Él, en cambio, pasado el peligro, y movido por su orgullo, recupera la frialdad que mostraba antes de saber que el interior de los colchones se estaba renovando.

Vocabulario
horrible AFFREUX
haz (de ramas) FAGOT
colchón (relleno de paja) PAILLASSE
rasgar (piel) ÉCORCHER

Retremper significa "remojar". Aquí tiene el sentido de dar vigor, dar fuerza. Como lo que sucede con el acero al ser mojado y remojado.

Charles le Téméraire: duque de Borgoña, bisabuelo del emperador Carlos V. De Carlos el Temerario le viene en herencia el Franco Condado a los reyes españoles de la casa de Austria.

La expresión "Voilà bien" introduce un comentario.

Voilà bien les gens riches !

He ahí a los ricos…. Como disfrutan maltratando a sus servidores!

He ahí a los ricos…. Disfrutan maltratando a sus servidores y luego creen que con un pequeño halago ya está todo arreglado!

En este caso el comentario falta, pero se sobreentiende.

Audio dix heures sonnèrent

dix heures sonnèrent (II)

dix heures sonnèrent (III)

dix heures sonnèrent (IV)

dix heures sonnèrent (V)

dix heures sonnèrent (VI)

Puntos de control

Estas dos almas generosas que ha creado Stendhal van a volar en libertad por el mundo de "Le rouge et le noir", sin más limitación que los tres puntos por los que el novelista se obliga a si mismo a que circule la obra: el seminario, en primer lugar; en segundo lugar, la nueva familia en la que Sorel va a prestar sus servicios; en tercer y último lugar, la guillotina.

Seguiremos el devenir de Julián, viendo como su inteligencia supera lo mismo a nobles, que a burgueses, o que a las gentes del pueblo. Veremos también como ese ser superior que es Sorel, ha de sufrir constantemente las trampas que se le plantean desde su propio interior: en efecto, la ambición y el orgullo de Julián le ponen en continuas dificultades.

Gozaremos también con la valentía y la serenidad de Madame de Renal: en las situaciones límite en las que se encuentra debido a su amor por Julián, lejos de acobardarse, hace lo que debe, aunque ponga en riesgo su posición social, o simplemente haga caso omiso de ella. Aunque el sentimiento religioso en la señora Renal es superior y acorde con su carácter, lamentablemente se deja influenciar por personas para las que la emoción religosa parece ser sólo una palanca con la que manipular a sus semejantes. Obviamente no es ese el caso del cura Chelan.

Entre los personajes que acompañan a los amantes llama la atención el director del Seminario, el abate Pirard. Stendhal nos le presenta como un hombre frío y feo. Pero, paso a paso, nuestro hombre se nos va mostrando cada vez más amable y agradable. Cuando el novelista decide sacarle del Seminario en el que ha vivido en absoluta soledad, para llevárselo a París, el cura nos da una pequeña muestra de su independencia respecto a Stendhal, un detalle que no llega a la rebeldía respecto del autor, pero que pone de manifiesto que es alguien con vida propia: Sans s’en douter, le sévère abbé Pirard aimait ce séminaire, peuplé de ses ennemis, et auquel, depuis quinze ans, il consacrait toutes ses pensées.

Por el contrario, Matilde de la Mole es un personaje que, a pesar de su importancia cuantitativa en la obra, no parece madurar en el transcurso de la aventura, sino que necesita siempre la acción de Stendhal "animando" de algún modo a la que el propio Sorel llama "su esposa". La relación entre Julián y Matilde es descrita por el novelista de una manera algo cruel: Un voyageur anglais raconte l’intimité où il vivait avec un tigre ; il l’avait élevé et le caressait, mais toujours sur sa table tenait un pistolet armé.

Quizás la mejor definición de Matilde nos la da el príncipe Korasoff, amigo de Julián. Y ello, a pesar de que no la conoce; más aún, Sorel, al hablar de ella al ruso, le da una información deformada, hasta el punto de cambiarle el nombre, llamándola señora Dubois: ...... Mme de Dubois est profondément occupée d’elle-même, .......... Elle se regarde au lieu de vous regarder, donc elle ne vous connaît pas. Pendant les deux ou trois accès d’amour qu’elle s’est donnés en votre faveur, ........ elle voyait en vous le héros qu’elle avait rêvé, et non pas ce que vous êtes réellement…

Y que decir del conjunto de personajes que recorren la obra, y que más allá de una pintura de la sociedad francesa de 1830, es un fresco de esa inmensa variedad que presenta lo que generalizando llamamos la "condición humana": el marqués de la Mole, el señor de Valenod, la señora de Fervaques, los hermanos y el padre de Julián, el príncipe de Araceli (embajador de X y perseguidor del conde de Altamira), el señor de Frilair .....

¡Hola!
¡Un saludo!