¡Bienvenidos!
pitagoras Tresfonsitas

Euskera(XXVII)

Vamos a trabajar el extracto de una tercera parte del capítulo II de Kim.

Comenzaremos por un breve vocabulario:


destino PATU
seto HESKAI
rápidamente BIZKOR
(a toda) velocidad ABAILA
yo mismo NERAU
matiz ÑABARDURA

El potencial pasado de IZAN (du) es: nezake, lezake, genezake, zenezake, zenezakete, lezakete.

El condicional (ondorioa) de IZAN (da) es: nintzateke, litzateke ginateke, zinateke, zinatekete, lirateke.

El condicional (ondorioa) de IZAN (dio) es: liguke, zeniguke, zenigukete, ligukete (el objeto indirecto es la primera persona del plural y el sujeto no admite la concordancia en primera persona.

Audio: Will, maitea!

Will, maitea! (II)

Will, maitea! (III)

El azar y la necesidad

Continuando su camino Kim y el lama se encuentran con un regimiento británico cuya bandera lleva un toro rojo sobre el verde del campo irlandés. Cuando el muchacho está curioseando en torno al campamento es agarrado por Bennett, el capellán, que consulta con el padre Victor, el capellán católico del Regimiento. Más tarde se reunen con el lama. Los tres hablan sobre la educación de Kim, actuando este como traductor. Informan al lama de lo que costaría el colegio San javier, en Lucknow. Kim traduce al padre Victor las últimas palabras del lama antes de irse: Esaten du jartzeko izena eta diru kopurua paper batean, eta emateko berari. Eta zure izena ere jartzeko azpian, gutun bat idatzi behar baitizu egun batzuk barru. Gizon jatorra zarela dio. Beste gizona berriz zoroa omen da. Badoa. Efectivamente llega el dinero del lama y Kim es envíado a Lucknow.

Ya está planteada en toda su dimensión la batalla entre el azar y la necesidad.

De un lado, el azaroso encuentro entre el muchacho y el lama en Lahore, y el mutuo e intenso afecto que brota entre ambos. El niño, que hasta ahora sólo ha aprendido la ciencia de la supervivencia en las calles, va a tener una experiencia en primer plano de lo que es la espiritualidad oriental.

De otro lado, el encuentro del niño con los militares británicos, con las gentes de su raza. Se podía producir en un momento u otro; en un lugar u otro, pero era un encuentro inevitable. Como era inevitable que el espionaje británico viera la utilidad de la mezcla entre la educación que Kim recibió en las calles de Lahore y la educación que iba a recibir en San Javier.

En sus primeras vacaciones Kim salva a Mahbub Ali de dos asesinos y, más tarde viaja a Simla donde es recibido por el comerciante Lurgan Sahib, otro eslabón en la cadena del espionaje británico. Con otro espía, Mookerjee, vuelve a San Javier.

Cuando termina sus estudios en San Javier, Kim parte solo hacia Benarés en busca del lama. Se pregunta: Nor da Kim... Kim... Kim?

Junto con el lama y el espía Mookerjee van a las montañas del norte en una acción de contraespionaje contra agentes rusos.

Al volver a las tierras bajas Kim, agotado por la suma de su lucha contra los rusos, por un lado, y por otro, el cuidado del viejo y débil lama, cae enfermo. Ambos, Kim y el lama son ayudados por la "anciana de Kulu". Esta dice: Zerbait badakit mundu honetaz eta bi eratako emakumeak baino ez dira bertan: gizonari indarra kentzen diotenak, eta indarra itzuli egiten diotenak. Garai batean aurrenetakoa nintzen ni, eta orain berriz besteetakoa naiz.

¡Hola!
¡Un saludo!