¡Bienvenidos!
pitagoras Tresfonsitas

Malaquías

El Libro de Malaquías se puede situar hacia el 460 antes de Cristo, en Jerusalén, en el Imperio Aqueménida, siendo rey Artajerjes.

El Templo de Salomón ya ha sido reconstruido y los sacerdotes ejercen su labor religiosa y judicial. Malaquias acusa a los sacerdotes de favorecer a los poderosos. Y es necesario reconocer al profeta que opta por la vía difícil ya que él mismo es un levita, y por tanto está atacando a sus colegas.

En cuanto al matrimonio, el profeta defiende el ideal del Génesis: serán los dos una sóla carne. También aquí, Malaquias ataca a los sacerdotes por perjudicar al más débil en su aplicación de la ley del divorcio.

Cabe censurar al profeta su cerrazón idealista al manidestarse del modo más negativo sobre la ley mosaica del repudio. En efecto, en una sociedad patriarcal, como era la israelita, la disolución del matrimonio se llevaba a cabo del modo más brutal: echando de casa a la mujer rechazada. Y el código de Moises suponía una indudable mejora para la mujer, que era la parte débil de la unión matrimonial.

Se puede suponer que las ideas de Malaquías se producen en un tiempo en el que los varones israelitas repudian a las mujeres de su raza para volver a casarse con mujeres ricas, pero gentiles. En tal caso, bajo las ideas del profeta subyacería una actitud nacionalista.

Aquí puedes escuchar unas palabras de Malaquías sobre el

repudio.

¡Hola!
¡Un saludo!