¡Bienvenidos!
pitagoras Tresfonsitas

Amado Nervo

Amado Nervo nació en 1870 en la ciudad de Tepic, entonces perteneciente al estado de Jalisco, aunque hoy pertenezca al estado de Nayarit.

En su poema, Si tú me dices ven, ruega para recibir la llamada de Cristo.

El Güero Gil, Alfredo Bojalil Gil, inventor del requinto, nació en Teziutlán, en el estado de Puebla, en 1915.

Alfredo Gil construye (seguramente en la prisión de San Luis Potosí) una paráfrasis perfecta del poema de Nervo. El primer verso del soneto de Amado, la palabra "lodo", y la inspiración del Güero consiguen recrear el sentido profundo de la obra, como ya el letrista brasileño criado en Buenos Aires Alfredo Le Pera había conseguido recrear otra poesía del autor nacido en Tepic: "El día que me quieras".

Algunos dirán que la música y la letra de Alfredo Gil constituyen una obra profana, frente al carácter profundamente religioso del poema de Nervo. Pero también se podría decir que nuestras iglesias deberían llenarse con las notas vibrantes del requinto, y que las diferencias entre lo profano y lo divino no debieran magnificarse.


LODO
Música y Letra: Alfredo Gil


Si tú me dices ven lo dejo todo
Si tú me dices ven será todo para ti
Mis momentos más ocultos
También te los daré
Mis secretos que son pocos
Serán tuyos también


Si tú me dices ven todo cambiará
Si tú me dices ven habrá felicidad
Si tú me dices ven, si tú me dices ven


No detengas el momento por las indecisiones
Para unir alma con alma, corazón con corazón
Reír contigo ante cualquier dolor
Llorar contigo, llorar contigo
Sera mi salvación


Pero si tú me dices ven lo dejo todo
Que no se te haga tarde
Y te encuentres en la calle, perdida
Sin rumbo y en el lodo
Si tú me dices ven lo dejo todo
¡Hola!
¡Un saludo!